Síndrome del elevador

Este síndrome ano-rectal está entre los más enigmáticos que afronta el especialista en proctología. El dolor ano-rectal descrito como molestia sorda o presión que empeora al sentarse y puede desaparecer al ponerse de pie se conoce como síndrome del elevador. El dolor puede caracterizarse también por ardor constante, y los pacientes describen a menudo la sensación de que “se sientan sobre una pelota”.

El dolor puede referirse (extenderse) también hacia las regiones glúteas. No se encuentra un factor causal durante la exploración física, pero el dolor se puede desencadenar después de traumatismo, como sucede en caso de tacto rectal doloroso o de parto. Los viajes largos en automóvil pueden precipitar este dolor, del mismo modo que las operaciones ginecológicas o urológicas. Las mujeres con este problema superan en gran número a los varones, y hay dudas sobre la influencia psicológica, puesto que este síndrome suele ocurrir en personas muy ambiciosas o ansiosas. La exploración física es negativa, salvo por hipersensibilidad ocasional en el músculo elevador que se desencadena durante la palpación. La palpación del músculo elevador puede reproducir también el dolor. Este músculo puede dar la impresión de cordón o banda, y muchas veces es más sensible a la izquierda que a la derecha.

No se ha logrado identificar la causa de este trastorno, pero se considera que está relacionado con espasmo del músculo elevador. El tratamiento se inicia con la eliminación de las otras causas del dolor ano-rectal.

Muchos pacientes se tranquilizan al saber que no tienen cáncer. En nuestra experiencia, el mejor tratamiento consiste en la tracción del músculo elevador del ano con el paciente en posición genu-pectoral.

Cita Previa

Solicítela ahora. Nosotros
nos encargaremos del resto.

SOLICÍTELA