Loading...
Prurito2019-01-21T10:11:06+00:00
patologias proctologicas

¿Qué es el prurito anal?

El prurito o picor en el ano y su alrededor es un síntoma frecuente, no es una enfermedad. El picor puede ser más o menos intenso, generalmente es peor por la noche. Es muy incómodo por la necesidad continua de rascarse.

Para tratarlo hay que buscar las causas que lo han iniciado y normalmente se soluciona yendo al origen del problema. Lo más frecuente es que esté vinculado a las hemorroides, aunque también podría estar vinculado a fisuras o fístulas.

Asimismo la irritación de los bordes del ano en personas que tienen un vello muy áspero puede ser la causa del prurito anal, por tanto en alguna ocasión el tratamiento inicial sería el rasurado del vello de la zona. Y en algún caso muy exagerado la fotodepilación podría ser aconsejable.

Tratamiento de Condilomas - Instituto Proctológico Doctor Padrón

Posibles causas

Algunas causas del prurito anal pueden ser:

– Enfermedades del recto y ano, como las hemorroides, fístulas, fisuras, incontinencia. En la mayoría de estos procesos se produce una exudación, que
mantiene el ano húmedo y que es la causa del prurito.
– Enfermedades de la piel, como infecciones por hongos (micosis), eccema, psoriasis, dermatitis.
– Reacción alérgica o dermatitis de contacto a los productos que se utilizan en el ano (papel higiénico, pomadas, ungüentos, jabones).
– Higiene deficiente.
– Parásitos intestinales (oxiuros).
-Toma de alimentos ácidos (cítricos, tomate), bebidas excitantes (café, te, chocolate), cerveza, especias.
-Diabetes.
-Cuadros de ansiedad

Diagnóstico del prurito anal

Mediante un interrogatorio al paciente acerca de los síntomas y una exploración clínica, se puede llegar a encontrar la causa del prurito anal. No obstante, en muchas ocasiones, tras realizar una correcta historia clínica y unas completas exploraciones, no se llega a encontrar la causa del prurito y se denomina prurito anal de origen idiopático o desconocido.

Tratamiento

Se tratará la causa que lo produzca, si se encuentra. En el caso de que se trate de prurito anal idiopático se podrá hacer un tratamiento sintomático con antihistamínicos y lociones o cremas antipruriginosas. Además, deberán seguirse una serie de medidas simples para eliminar o disminuir los factores que favorecen el prurito:
-Tras la deposición, lave la zona anal con jabón neutro y séquela de forma suave. Intente evitar el papel. La zona debe quedar seca y limpia, sin humedad. Puede
utilizar polvos de talco.
– Evite el rascado.
– Elimine la aplicación de pomadas y supositorios.
– Tome una dieta rica en fibra (fruta, verduras) para evitar el estreñimiento.
– Utilice ropa interior no ajustada, preferentemente de algodón. Evite la sudoración y calor excesivos.
– Evite los alimentos que pueden aumentar el prurito, como las especias, cerveza, café, alimentos ácidos.
line-height: 150%;