Se acerca la Navidad y, con ella, las comidas y cenas de empresa, los brindis y las reuniones familiares con motivo de estas fechas especiales. Ante este cambio de hábitos y rutina, se hace especialmente necesario seguir una serie de recomendaciones para evitar que los excesos en Navidad acaben pasando factura a nuestra salud proctológica.

Cuidado con los excesos en estas fechas

Los excesos de estas fiestas pueden suelen provocar días de indigestión que normalmente se pasa, aunque el problema viene cuando el malestar no se va y podemos sufrir la inflamación de las hemorroides.

La buena alimentación es muy importante para nuestra salud y estado físico y mental. No debe ser algo esporádico, sino que debe convertirse en un hábito saludable durante todo el año. Cuando comemos mal y de manera excesiva reducimos las defensas de nuestro organismo, alteramos nuestro desarrollo físico y mental, y corremos más riesgo de caer en el sobrepeso, la obesidad y otras enfermedades y dolencias. La inflamación de las hemorroides es una de ellas.

Existen varios factores que contribuyen a su aparición como tener estreñimiento, la diarrea o realizar grandes esfuerzos cuando se va al baño. Es decir, nuestro tipo de alimentación puede contribuir en gran medida a la aparición o no de las hemorroides.Teniendo en cuenta que las fiestas navideñas son la época del año en la que se producen mayores desajustes alimenticios, existe una mayor posibilidad de que aparezcan hemorroides o, si ya las tenemos, de que empeoren los síntomas.

Recomendaciones para prevenir las hemorroides en Navidad

  • Evita el estreñimiento: ante estos cambios alimenticios en nuestra rutina, es recomendable hacer un esfuerzo especial en estos días para consumir una mayor ingesta de alimentos ricos en fibra como por ejemplo: kiwi, mango, piña, naranja, ciruelas pasas o cereales. También es importante beber abundante agua.
  • Evita el exceso de alcohol: es un vasodilatador. Está demostrada la relación entre las trombosis hemorroidales y el abuso de bebidas alcohólicas.
  • Ejercicio físico moderado: nos ayuda a mantener nuestro peso, el colesterol y facilita los movimientos intestinales. Para los que tienen la tensión alta, ayuda a perder sal.
  • Modera el consumo de picantes: como por ejemplo el pimentón, presente en gran parte de los embutidos y platos típicos de estas fechas.
  • Cuidado con el café, tabaco y otros irritantes intestinales.
  • Chocolate: magnífico alimento pero con importantes efectos astringentes en la mayoría de sus consumidores.

Desde el Instituto Proctológico Dr. Padrón te deseamos unas felices fiestas y un próspero año nuevo. Ante cualquier problema proctológico en estas fechas, recuerda que aquí estamos para ayudarte.