Hacer ejercicio físico tiene múltiples beneficios para la salud general de cualquier persona. En lo que respecta a las patologías proctológicas, también. El deporte ayuda en la motilidad de los músculos abdominales y también mejora el hábito intestinal. Esto hace que se disminuya el estreñimiento, principal causante de una de las patologías proctológicas más habituales: las hemorroides.

En el caso de los deportistas, existen algunos tipos de deportes que pueden fomentar la aparición de estas molestas almorranas. Por ello, es frecuente la aparición de hemorroides en deportistas y muchos de ellos se preguntan qué hacer al respecto.

Causas de la aparición de hemorroides en deportistas

La principal causa que puede producir la aparición de hemorroides en deportistas es la realización de un sobreesfuerzo del organismo. Sin embargo, la práctica deportiva no tiene una relación directa con las hemorroides salvo en personas propensas a ello.

Algunos deportes requieren la realización de un esfuerzo continuado y agresivo sobre la zona abdominal. Este es el caso de la halterofilia que produce una presión abdominal excesivamente alta.

¿Puedo hacer deporte si tengo hemorroides?

Los proctólogos nunca desaconsejan la práctica deportiva. De hecho, se recomienda realizar deporte con asiduidad. No obstante, cuando aparecen las hemorroides en deportistas puede resultar muy molesto y, a veces, doloroso. En estos casos, es necesario tener en cuenta una serie de cuidados:

  1. Descansar de la práctica deportiva si se trata de levantamiento continuo de peso o bien de deportes que requieran pasar mucho tiempo sentado. Este tipo de deportes como el ciclismo o la halterofilia pueden producir irritación e inflamación en la zona del margen anal y empeorar las hemorroides.
  2. Estar bien hidratado es una parte fundamental. Por ello, los proctólogos recomiendan beber mucho líquido para mejorar los síntomas de las almorranas y, al mismo tiempo, ayudar al hábito intestinal y evitar el estreñimiento que podría empeorar a su vez la patología proctológica.
  3. Utilizar lubricantes o pomadas antihemorroidales para disminuir la sensación de picor y molestia de las hemorroides. Lo más importante a este respecto es que las cremas o pomadas no tengan corticoides ya que esta sustancia puede producir irritaciones y sequedad en la piel si se utilizan de forma continuada. Lo ideal es utilizar lubricantes y/o cremas que contengan plantas medicinales o, en general, que sean lo menos agresivas posible.

En el Instituto Proctológico Dr. Padrón contamos con un grupo de expertos en patologías del ano y el recto entre las que destaca especialmente el tratamiento de las hemorroides. Si te molestan las hemorroides o almorranas y quieres una solución definitiva no dudes en llamar a nuestros centros de Las Palmas de Gran Canaria o Tenerife.