Muchas pacientes nos explican en consulta que notan como al estar mucho tiempo de pie o al hacer deporte las hemorroides se inflaman. La pregunta de si puede haber relación entre el estar de pie y la inflamación de las hemorroides es bastante frecuente, ya que quienes son propensos a padecer este problema proctológico observan cómo con el descanso nocturno las hemorroides se vuelven inapreciables pero a medida que avanza el día pueden inflamarse.

La relación entre estar de pie y las hemorroides

Efectivamente, puede existir relación entre la bipedestación (cuando se está  mucho rato de pie) o con el ejercicio físico y los síntomas de las hemorroides. Puede ser que algunas hemorroides estén más bajas, es decir situadas más cerca del margen anal y por la presión de estar de pie todo el día o al realizar algunos ejercicios físicos puedan salir del margen anal.

Los seres humanos somos los únicos mamíferos que sufrimos hemorroides porque estamos de pie. Por eso, al tumbarnos mejora la presión hidrostática en la zona y favorece que se desinflamen las hemorroides.

Los beneficios de trabajar el suelo pélvico

Los ejercicios de suelo pélvico pueden ayudar a mejorar los síntomas de las hemorroides. Los llamados ejercicios de Kegel aportan tono a la musculatura anal, estimulan la circulación de la sangre e impiden el prolapso de los cojinetes hemorroidales.

Si las molestias persisten, es recomendable acudir a un médico y tratar las hemorroides. Existen tratamientos muy sencillos que se realizan de manera ambulatoria y que no requieren ingreso hospitalario ni baja laboral. Descúbrelos aquí.

En cualquier caso es importante recordar que ante síntomas como sangrado, dolor o abultamiento en la zona anal es aconsejable consultar con tu proctólogo/a o con tu médico de cabecera.

Estar mucho tiempo sentado también puede empeorar las hemorroides

Estar sentado mucho tiempo es un hábito totalmente contraproducente para la salud, no solo a nivel de las hemorroides sino también, en relación al sistema circulatorio en general.

El sedentarismo al que se ven obligados muchos profesionales como informáticos, oficinistas o secretarias, ha provocado serios problemas de salud.

Asimismo, existen además otros hábitos de vida que también favorecen la aparición de estas molestias, tales como leer en el baño, pasar muchos minutos sentado en la taza del wc, etc.

Como ya te hemos contado en otras ocasiones, existen ciertas recomendaciones que pueden ayudar a mejorar los signos de las hemorroides como por ejemplo: mantener una dieta saludable y rica en fibra (con el fin de minimizar el efecto del estreñimiento y la dificultad a la hora de la defecación) o la práctica del ejercicio físico.

Si necesitas más información o quieres comentarnos tu caso, llámanos y pide cita con alguno de nuestros expertos en Proctología.