Las patologías proctológicas son todas aquellas patologías que afectan al canal anal y a la parte última del tubo digestivo. Hay patologías muy dolorosas como la trombosis hemorroidal y, aunque otras no causan dolor sí producen en el paciente ansiedad, agobio o miedo por llegar a padecer una afección que no sea benigna como algunos tipos de cáncer.

En términos generales, las patologías proctológicas más frecuentes son las que afectan a las hemorroides. No obstante, el tiempo ante una patología proctológica es esencial sobre todo para frenar la progresión de dicha molestia y así mejorar la calidad de vida del paciente en el menor tiempo posible.

La detección precoz mejora la calidad de vida

Son tres los principales síntomas por los que un paciente acude al proctólogo: la inflamación, el sangrado y el dolor en la zona del canal anal o en el margen anal. Estos tres signos de alerta pueden sobrellevarse pero dificultan el día a día de las personas que los padecen y, en ocasiones, se agravan e incrementan produciendo la necesidad de una evaluación médica urgente.

Muchos pacientes refieren estos síntomas pero no se atreven a acudir al proctólogo por considerarlos poco importantes. Lo cierto es que aunque no sean síntomas graves sí que pueden llegar a ser incapacitantes condicionando la vida laboral o social del paciente.

Además de lo anterior, es cierto que en ocasiones las patologías que hay a nivel proctológico no son benignas y desgraciadamente hay muchas de ellas que comienzan a dar sintomatología cuando llevan mucho tiempo de evolución.

Por este motivo se recomienda a todas aquellas personas que padecen molestias en su zona anal que acudan al proctólogo lo antes posible. El tiempo es un factor determinante porque ayuda a los pacientes a tranquilizarse en caso de que no se trate de una patología maligna y, sobre todo, a conseguir solución al problema ya sea benigno o maligno.

Lo más habitual es que se trate de una afección proctológica común como las hemorroides, fístulas y fisuras que suelen producir dolor, sangrado e inflamación en la zona del ano. De esta manera, el paciente puede sentirse seguro con el diagnóstico del proctólogo y lograr una solución definitiva a su molestia para reincorporarse a su vida normal en un breve período de tiempo.

Técnicas avanzadas y ambulatorias que facilitan la vuelta a la rutina

Una vez esté realizado el diagnóstico, el proctólogo explicará al paciente las alternativas que tiene para tratar su afección proctológica ya sea una hemorroide, una fístula, una fisura u otras patologías como condilomas, abscesos, etc.

Entre los tratamientos que existen para abordar las patologías proctológicas en el Instituto Proctológico Dr. Padrón contamos con las últimas técnicas ya que proporcionan múltiples ventajas a los pacientes, entre ellas:

  • Son procedimientos ambulatorios.
  • Se realizan con anestesia local.
  • Son tratamientos totalmente indoloros.
  • Son intervenciones sencillas y rápidas.
  • Son procedimiento quirúrgicos mínimamente invasivos.
  • Se realizan con las técnicas más vanguardistas del sector.
  • Permiten una reincorporación a la rutina diaria en 24 horas.

Ante los síntomas de una patología proctológica siempre es recomendable acudir al especialista para no sufrir sin necesidad. Si tienes dudas o quieres pedir cita para acudir a la consulta del proctólogo puedes llamarnos a nuestros centros de Las Palmas de Gran Canaria o de Tenerife.