Sangrado al ir al baño, dolor ¿Un bulto en el borde del ano… hemorroides? ¿Un tumor? ¿Es grave?

La zona anal y el recto tienen asociadas muchas patologías que son altamente frecuentes y sin embargo son desconocidas para la mayoría de las personas. Es cierto que, en su mayor parte, por suerte, las enfermedades proctológicas (del recto y la zona anal) son benignas y no representan un peligro para la vida pero también es cierto que afectan enormemente a nuestra calidad de vida.

A día de hoy los pacientes llegan a consulta con su diagnóstico dado por Dr. Google. Lo indicado es que ante síntomas como sangrado, dolor, aparición de bultos se acuda al médico… pero si decides primero consultar en internet te facilitamos una guía rápida de los síntomas más típicos de las patologías más frecuentes:

  • Hemorroides: Al contrario de lo que mucha gente cree, el primer síntoma de las hemorroides no suele ser el dolor, sino el sangrado. Sólo a veces presentan dolor y picor.
  • Fisuras anales: El dolor es la causa principal de consulta cuando se padece una fisura anal. En ocasiones también se observa algo de sangrado al ir al baño .
  • Fístula anal o perianal: La fístula puede manifestarse como una especie de grano o bulto en la nalga o en el borde del ano. Es frecuente observar algo de sangrado o pus en la zona donde esta la fístula. Pueden ser muy dolorosas cuando están inflamadas.
  • Fístula sacra o quiste pilonidal: Normalmente se observa una inflamación o un área enrojecida al final de la espalda o por encima del surco entre las nalgas. En ocasiones se aprecia un pequeño agujero, similar a un grano en esa misma zona. Puede ser muy dolorosa y en ocasiones se aprecia que sale pus.
  • Abscesos: Los abscesos en la zona sacra (al final de la espalda) y perianal (ano y zona anal) suelen describirse como una inflamación que resulta muy dolorosa. Al tacto puede percibirse un bulto y observarse el área enrojecida.
  • Trombosis hemorroidal: La trombosis suele apreciarse como un bulto que surge de manera súbita en el borde del ano y puede ser muy dolorosa o incómoda, dependiendo de lo cerca que este del borde anal.
  • Condilomas acuminados: También conocidos como verrugas genitales, los condilomas se caracterizan por presentar un abultamiento en la piel (verruga) que se extiende en forma de racimos o de coliflor por la zona anal.

No debes permitir que la vergüenza te frene a la hora consultar y de ir al médico. Te invitamos también a preguntarnos directamente sobre tus síntomas en nuestro apartado de preguntas frecuentes

Y recuerda, ante dolor, sangrado o aparición de bultos… consulta con tu médico.